Los difusores de pintura

615 88 28 95
Los difusores de pintura

Como una de las empresas de pintura de Burgos queremos dedicar este post a una de las herramientas que más nos facilitan nuestra tarea diaria: los difusores de pintura.


También llamados pistolas, estos utensilios específicos se usan para aplicar pintura, esmaltes, barnices o lasures en casi todo tipo de superficies. Una forma de aumentar la productividad y de desperdiciar la menor cantidad de pintura posible. En Alos te insistimos en que estamos ante una forma rápida y cómoda de lograr unos acabados de calidad. Todas las pistolas, eléctricas o no, tienen una serie de partes básicas: depósito, regulador de caudal y boquilla. El depósito contiene el producto en sí. Lo aconsejable es que no supere los 2 litros para que la pistola sea de fácil manejo. 


En cuanto al regulador de caudal, va ubicado en el mango o gatillo y se abre o se cierra según la cantidad de pintura que haya que aplicar. La boquilla es la pieza por la que sale la pintura. Las pistolas que usamos en las empresas de pintura de Burgos nos permiten ser más eficientes. Las boquillas tienen varias posiciones de aplicación: vertical, horizontal u oblicua. Hay que distinguir además entre pistolas de gravedad y pistolas de succión. En las primeras, el depósito va encima de la pistola. En las de succión la máquina succiona la pintura para expulsarla después. Hay que diferenciar también entre pistola eléctrica y pistola con turbina. La primera lleva un depósito con difusor acoplado a una máquina eléctrica de tamaño pequeño.